martes, 21 de junio de 2011

El día sin sombra

Solsticio. Cambio de estaciones en un cielo al que los climas perfectamente marcados le son tan ajenos como a nosotros la idea de estaciones.

El recorrido del sol que llega a su fin ha sido accidentado. Lleno de turbulencias como un viaje en una ruta llena de sobresaltos. Sí, ha sido un año complejo. De sorpresas y descubrimientos. De la necesidad de una cierta rutina dentro del caos del día a día. Y de momentos para desconectarse de todos y todo y sólo disfrutar de esos lugares que te traen paz. De palabras nuevas que siempre enriquecen y juegan con otras palabras para extraerte sonrisas y reflexiones.

De anécdotas perpetradas por el sobrino que seguro atesoraré a futuro como memorias de una vida que veo crecer imparable, plena, nueva, fuerte. Y de otras anécdotas, esas que compartes con tus panas, que afianzan amistades, te hacen sonreír cómplice y silentemente te rodean de cariño.

Y también de manos tendidas en el momento de mayor necesidad. Conversaciones infinitas que te ayudan a transitar por este mundo. Que está plagado de movimientos lo más de irregulares de esa jugadora tan perra y sabia que se llama vida. Y de cómo enfrentar ese tablero en el que las jugadas se reacomodan ante tus sorprendidos ojos, sin que sepas cómo sucedió; aunque en el transcurso puedas por fin tener la entereza de levantar la mirada para contemplar el tablero en su mayor extención y hasta puedas darte el lujo de compartir sarcasmo con las nuevas fichas añadidas al tablero.

Sí, definitivamente cada otra vuelta al sol resulta intensa, sorpresiva y nueva. Y vale la pena recorrerla y aprender de ella maneras para proseguir la travesía.

4 comentarios:

kathleen dijo...

Gran texto, ¿lo creaste tu? si es así, esta fantastico felicitaciones. bless

Gatho dijo...

que lindo escribes.. encerio me dejaste impresionada :O
yo tengo un blog al que necesito ponerle publicidad :$
me ayudas un poco :$ es: ale-gatho.blogspot.com comenta si? (K)
saludos

Pentapodologa dijo...

A los tiempos que me dedico a leer los blogs... muchos de nosotros nos hemos pasado al twitter. Pero siempre quedan historias inconclusas.Y todavia hay muchas historias que contar que no entran en 150 caracteres! Un abrazo!!

Pere THE INKWELL dijo...

Escribes muy bien, me hago seguidor tuyo, pasa por mi blog. También escribo.http://thebrokenink.blogspot.com.es/